ElEstanque.com - Primer portal en castellano sobre estanques

Indice de temas
flecha Foro de discusión
flecha Artículos
flecha Construcción
flecha Filtración
flecha El agua
flecha Plantas
flecha Mantenimiento
flecha Equipo y accesorios
flecha Conversiones
flecha Galería de fotos
flecha Otros sitios web
flecha Ferias y eventos
flecha Medio ambiente
flecha Escríbenos
flecha Servicios
flecha Inicio
Peces del estanque
flecha Introducción
flecha Aspectos generales
flecha Variedades
flecha Enfermedades
flecha Reproducción
flecha Nutrición
flecha Otros habitantes

[ Estanque para kois ]

  de José Antonio, España


  

En este escrito dividido en 2 partes, se trata diferentes temas referidos a los estanques para kois. Si tienes dudas sobre algunas partes del escrito o te gustaría charlar sobre esto, te invitamos a que participes del foro de discusión

  


Ir a parte 2 >>

  

[ Parte 1 ]

   

El elemento principal, el protagonista de la afición de un koikeeper, es el koi. La mayor parte del tiempo que dedicamos a nuestra afición es deseable que esté dedicada a analizar, cuidar, ver la evolución y sobre todo disfrutar de éstos magníficos compañeros.

 

Pero para que eso sea posible, es necesario disponer de un estanque bien concebido, diseñado, realizado y complementado para que su correcto funcionamiento nos deje ese tiempo libre para disfrutar de los kois.

 

Un estanque con fallos, necesita mucha atención, arreglos y parches posteriores a su construcción que puede hacernos renegar de una afición que nos debe de dar alegrías, no quebraderos de cabeza.

 

La realización de un estanque de kois debe hacerse con tranquilidad, pensando bien los pasos a dar, no teniendo prisa, dedicando el tiempo que haga falta. No hay que correr, la precipitación puede dar lugar a fallos que, una vez el estanque lleno y los peces dentro, serán difíciles y costosos de arreglar.

 

La paciencia es una de las cualidades que deben adornar a un koikeeper. La siguiente exposición se basa en una recopilación de experiencias, tanto propias como de otros compañeros, y persigue que quien comienza un estanque de kois lo realice adecuadamente y lo disfrute como espera.

 

También hay que señalar que los puntos y características que se enumeran a continuación son recomendaciones, a las que nos adaptaremos en la medida sea posible. Son importantes, deseables, pero nunca estrictas. Todo está en continua evolución, y un estanque de kois no iba a ser menos.

 

 

[ SITUACIÓN DEL ESTANQUE ]

La elección del lugar para construir un estanque de kois es muy importante (tema relacionado: planificación del estanque). Aunque hay que ser conscientes que la mayor parte de las veces, no hay muchas posibilidades para elegir, y nos tenemos que adaptar a lo que tengamos disponible.

 

Aún así, hay algunos puntos que se deben tener en cuenta:

Situar el estanque fuera de la cobertura de grandes árboles. Las hojas cayendo, ya sean perennes o caducos van a estropear en gran medida la calidad del agua y van a hacer trabajar el filtro más de lo normal.

   

 

Procurar que esté orientado al Este. Será algo más frío en Invierno, pero menos caluroso en verano. Siempre hablando de zonas templadas. En países fríos la mejor orientación será Sur y en países cálidos será Norte. La razón no es otra que evitar en lo posible exceso o carencia de sol. Las horas de sol directo no deben ser escasas o excesivas, al menos 4 ó 5 si son muy recomendables por eso una correcta orientación nos va a evitar usar el calentador o el sombreo más de lo necesario.

Situarlo a la vista desde la parte noble de la casa, es una pieza muy importante y atrayente para nuestra atención y la de nuestros invitados.

 

 

Si el terreno es inclinado, siempre el estanque será más agradable a la vista en la parte baja que en la alta, esa ubicación parece más natural.

 

Como hemos comentado antes, éstos puntos a veces se podrán seguir y otras no, pero es recomendable tenerlos en cuenta.

 

[ CARACTERÍSTICAS DEL ESTANQUE DE KOIS ]

 

Capacidad

Un koi alcanza en condiciones normales al menos 65 cm, siendo cada vez más frecuente que supere los 70, llegando algunos ejemplares a pasar de los 80-85 cm. E incluso llegar a 100 cm. algún ejemplar excepcional que siempre tenemos en nuestros sueños. Por ello hay que tener en cuenta éstas medidas a la hora de decidir la capacidad de nuestro estanque.

 

El koi debe de poder nadar libremente, así como disponer de cierta profundidad para poder sumergirse y emerger. Todo ello es fundamental para que puedan desarrollar adecuadamente su musculatura. También he podido observar en directo como la actitud de los kois cambia radicalmente cuando se encuentran en un estanque grande, están mucho más tranquilos y menos estresados que en un estanque pequeño.

  

Densidad no adecuada Densidad adecuada

 

La mínima capacidad que creo necesaria para albergar hasta 5 kois no demasiado grandes en óptimas condiciones es alrededor de los 5.000 litros. Menos no es imposible, pero sí problemático y necesitará un mantenimiento más costoso.

 

La máxima capacidad queda limitada a nuestra disposición de terreno y a la capacidad económica disponible, que deberá ser más alta cuanto mayor sea el estanque. Los estanques medios en Inglaterra rondan los 14-15.000 litros. Aunque considero que un estanque con una capacidad entre los 25 y 30.000 litros es una medida muy razonable para albergar una colección de kois a un coste comedido.

 

Hay que sentarse, hacer cuentas y calcular lo que nuestra capacidad puede mantener. No es recomendable hacer un mega estanque y luego no poder equiparlo y atenderlo como necesita.

 

Lógicamente aquí juega un papel muy importante la mayor o menor afición que el koikeeper tenga, muchas veces la pasión puede a la razón. Y éste hobby tiene un gran componente de pasión.

 

Profundidad

La profundidad en un estanque de kois debe ser mayor que la media utilizada para un estanque ornamental. De hecho es un punto básico a tener en cuenta de cara a la construcción.

 

Una profundidad mínima recomendable estará en torno a 1,80 m.. La máxima evidentemente puede llegar a superar los 3,5m. Aunque no es habitual salvo en estanques realmente grandes. La profundidad deseable deberá situarse entre los 1,8 y 3 metros, teniendo en éste caso mucha importancia la proporción entre las medidas de la superficie del estanque y dicha profundidad.

 

Los aspectos en los que influye la profundidad son principalmente la estabilidad de la temperatura del agua (mayor cuanto más grande sea el volúmen) y el correcto desarrollo de la musculatura y de la vejiga natatoria en los kois.

Estanque con una profundidad de 2 metros

 

Forma

Evidentemente en la forma de un estanque de kois influye mucho el gusto y el estilo del futuro dueño, en cuanto quiera darle un aspecto más natural o no. Si nos decidimos por un estanque tipo laguna la imaginación es la que manda, y si nos decidimos por una forma geométrica también puede resultar un bonito estanque, siempre que se utilicen materiales que lo embellezcan y no desentone en el conjunto del jardín.

 

Si se dispone de un terreno amplio y espacioso, con un jardín más o menos naturalizado encaja mucho mejor un diseño irregular y “salvaje” y que no desentone con lo que tenemos hasta ahora. Si por el contrario, el lugar disponible es más escaso y el entorno es más urbano, como está muy de moda ahora por la proliferación de casas adosadas con parcela de jardín limitada, no desentonaría un diseño formal.

 

En ambos casos, independientemente del tipo por el que nos decidamos, se deben evitar las esquinas todo lo posible, es un tema que trataremos en un punto posterior.

Estanque natural

 

Estanque formal irregular

 

Estanque formal regular

 

Fondo

Una vez que hemos decidido la capacidad, la profundidad y la forma, es muy común que lo proyectemos en papel, y pocas veces se tiene en cuenta cómo ha de ser el fondo, o cual es el diseño más adecuado del mismo.

 

El fondo del estanque es un elemento que no está a la vista, todo lo más, si desde la superficie lo distinguimos, no es algo que nos embellezca o nos afee el conjunto del estanque. Por todo ello, podemos diseñarlo y realizarlo de la manera más adecuada para que sea lo más efectivo posible. Para ello:

 

En primer lugar es muy recomendable que la profundidad sea la misma en todos sus puntos, es decir no establecer terrazas. Perdemos agua y en éste tipo de estanque no aportan nada.

En segundo lugar, una vez decidido el número de Bottom Drains necesarios diseñaremos un cono invertido alrededor de cada uno. Ese cono debe de tener una inclinación importante hacia dicho Bottom Drain, con el fín de facilitar el deslizamiento de la suciedad y los excrementos de los peces.

En tercer lugar debe permanecer libre de obstáculos, precisamente para facilitar la circulación, así como evitar que haya zonas “muertas” en donde se acumule y deposite dicha suciedad.

 

Bordes e interior

Estos dos aspectos y su correcto planteamiento, aunque a veces no se les da la importancia que tiene, van a suponer un porcentaje considerable en la eficacia que tenga nuestro estanque. Y que no vamos a apreciar su tremendo valor nada más que si no los hemos resuelto bien.

 

El interior de un estanque destinado a albergar kois debe ser liso, sin obstáculos y con las esquinas redondeadas. Se deben evitar esquinas prominentes, protuberancias en el vaso, picos, piedras, y demás obstáculos, por una razón muy sencilla: evitar a toda costa salientes en los que los kois se puedan herir o dañar.

 

El koi, en un momento en el que tenga parásitos o haya algún repunte de nitritos, tiende a restregarse contra las paredes, también lo hace con fuerza en períodos de celo. Las heridas que se pueden producir con los roces son importantes, poniendo en peligro al pez por posibles infecciones. Tanto mayor es el riesgo cuanto más grandes son los peces. También cobra importancia lo liso de las paredes interiores, en cuanto a no ofrecer refugio en huecos y demás recovecos a bacterias y parásitos.

  

Fondo e interior liso

 

Estanque con obstáculos en las paredes y fondo, posibles problemas a corto plazo

 

En cuanto al borde del estanque, también tiene una gran importancia su diseño y construcción:

En primer lugar es recomendable que lo situemos sobreelevado del terreno, a una altura prudencial, que puede situarse alrededor de los 50-70 cm. Es muy agradable sentarse al borde del estanque sin tener que subirse o ponerse de rodillas.

También de cara a los peces y su visión del exterior, no es lo mismo ver desde debajo del agua a una persona de la cintura para arriba que de cuerpo entero.

La comodidad es uno de los motivos, pero no el más importante. El más importante es evitar que entre la mayor cantidad de suciedad exterior al estanque.

Un estanque a nivel del suelo es más estético, más natural, pero es un sumidero al que va a parar todo lo que el aire empuja, mientras que si es sobreelevado, ese aspecto se limita bastante y se nota mucho a la hora de mantener la calidad del agua.

  

Estanque muy estético, pero incómodo para tocar y dar de comer a mano a los kois

 

Estanque con protecciones para evitar los saltos de los kois

 

Estanque recreativo, más cómodo para su disfrute

 

En segundo lugar, también es recomendable que la distancia entre el borde del estanque y la superficie del agua sea de al menos 30 cm. Esta es una decisión difícil a tomar por el koikeeper que comienza, muy influenciado por los diseños que aparecen en internet. Diseños muy bonitos y atractivos estéticamente, pero de dudosa eficacia.

No es fácil convencerse para construir un estanque sin el nivel del agua hasta el mismo borde. Como hemos comentado, la estética con esa distancia no es la más adecuada. Pero debemos pensar en que un estanque para kois debe de ser práctico y funcional por encima de otras características y dejando esa distancia ganamos una tranquilidad que un estanque con el agua a nivel del borde no nos otorga.

Esa tranquilidad consiste en que si un koi salta, es mucho más difícil que lo haga fuera teniendo 30, 35 ó 40 cm de altura que salvar, a que si la altura es 0 ó cercana a 0.

 

Estanque con 30cm de distancia entre el agua y el borde

 

Los kois saltan por varios motivos, casi siempre por una mala calidad del agua, un bajo nivel de oxígeno, una situación de estrés, un ataque parasitario, etc.... De lo cual podría deducirse que si todo se mantiene en óptimas condiciones no habría que preocuparse por un salto. Pero ningún koikeeper, o muy pocos que digan la verdad, pueden mantener toda su instalación y sus peces en perfecto estado las 24 horas, los 365 días del año, siempre puede haber un problema puntual que no tiene mayor importancia y se resuelve, pero nos pone en peligro. Además los kois no son máquinas programadas, y pueden saltar ocasionalmente y sin que haya motivo aparente de hecho lo hacen.

 

Lo recomendable es no arriesgarse para no tener que lamentar la pérdida de un ejemplar valioso, tanto en lo económico como en lo sentimental.

 

Koi saltando

 

Koi muerto tras saltar en un estanque con el agua al borde

 

Continua en parte 2 >>

 


 Para profundizar el tema, te recomendamos participar de nuestro foro de discusión Encontrarás secciones específicas para cada área tratada en este completísimo artículo.

 

 
ElEstanque © 2002 Pablo J. Saubot (pjs79ar) y Gaby Serrano (ranchu)       
Prohibida su reproducción parcial o completa sin autorización de los autores