ElEstanque.com - Primer portal en castellano sobre estanques

Indice de temas
flecha Foro de discusión
flecha Artículos
flecha Construcción
flecha Filtración
flecha El agua
flecha Plantas
flecha Mantenimiento
flecha Equipo y accesorios
flecha Conversiones
flecha Galería de fotos
flecha Otros sitios web
flecha Ferias y eventos
flecha Medio ambiente
flecha Escríbenos
flecha Servicios
flecha Inicio
Peces del estanque
flecha Introducción
flecha Aspectos generales
flecha Variedades
flecha Enfermedades
flecha Reproducción
flecha Nutrición
flecha Otros habitantes

[ Tratamiento de heridas mecánicas en el koi ]

de José Antonio Sáiz (José Antonio), España

 

A veces es inevitable que nuestros kois muestren alguna herida mecánica, debido a roces con algún saliente del estanque, un coletazo en el borde del mismo, o cualquier otra causa a la que siempre estamos expuestos.

 

Por todo ello, es conveniente estar preparados para poder curar esas heridas o escamas levantadas que un buen día observamos con estupefacción, ya que no nos explicamos la causa. Hemos leído en varios sitios la forma de tratar éste problema, pero he creído conveniente explicarlo desde el punto de vista de un principiante, con un koi de los que tenemos y con los medios que disponemos.

 

 A- PRECAUCIONES

 Como primera medida, es conveniente hacer notar que la primera cura no se realiza cuando vemos la herida en el pez, sino mucho antes, cuando se construye o se reforma el estanque.

 

 Hay que tener en cuenta varias cosas para evitar en lo posible éstos accidentes:

  1- Hacer las menores esquinas y salientes posibles, y las que construyamos, que estén bien redondeadas y lisas.

  2- El borde del estanque debe alzarse sobre el nivel del agua al menos unos 25-30 cm.,   así evitaremos que se golpeen en la cola, accidente muy frecuente.

  3- El borde también debe ser romo, de material no erosionante en lo posible.

4- Intentar que el comedero reparta un poco el pienso, que no lo suelte concentrado en una zona, ya que en la disputa por él, se producen roces y coletazos, en caso de kois grandes de vez en cuando registran alguno. Para ello es muy conveniente que el pienso se mezcle flotante con hundido.

 

B-PREPARACION Y EQUIPO

 En éste caso se trata de uno de mis kois, una hembra mariposa que midió 57 cm. procedente de la granja de Kazuya. Hace un par de semanas, observándola, ví la herida en el pedúnculo de la cola en su lado izquierdo. Rápidamente realicé la cura con la ayuda de Antonio Becerra.

 

Lo primero es preparar el equipo que vamos a utilizar con mucha tranquilidad, no pasa nada por hacer las cosas despacio y bien, el pez va a estar exactamente igual. El equipo es el siguiente:

# Un bol, o barreño que tendremos para estas ocasiones, debe ser lo suficientemente grande para el tamaño de los peces que tengamos. Como se puede ver en las fotos, a mí me hace falta ya uno de una talla mayor.

# Un anestésico adecuado, en éste caso hemos usado esencia de clavo, que nos ha ido muy bien en varios casos.

# Un antibiótico específico, en éste caso, el que estamos utilizando es Baytril 10 volúmenes (muy importante que sea de 10 volúmenes), con muy buenos resultados. También hemos probado Gentamicina, provocando reacción en algunos peces.

# Una pinza de acero de puntas planas y romas, de las de botiquín.

# Bastoncillos de algodón.

# Una jeringuilla de inyectar insulina.

# Un vaso con una mezcla de agua y sal, bien cargada de sal.

# Un sellante específico, en éste caso he utilizado Billion Pro en spray, válido como sellante y cicatrizante natural.

# Una toalla mojada en el agua del estanque.

 

C-TRATAMIENTO

Una vez hemos preparado el equipo, se echa agua al bol calculando aproximadamente que cubra el lomo del pez. Después se disuelven unas gotas de esencia de clavo en el agua y se revuelve con la mano. Se pesca el pez, con sacadora específica y manga, elementos que no nos pueden faltar. La pesca se debe hacer con mucha tranquilidad, evitando en lo posible un exceso de estrés en el pez. Con la manga se le saca del estanque y se le deposita en el bol.

 

 
   
 

Debemos esperar a que el anestésico haga su efecto, si vemos que el pez no se duerme, añadiremos más gotas hasta que el koi se duerma totalmente. No debe coletear, debe de estar dormido.

 

Una vez anestesiado lo sacamos con cuidado del bol y lo ponemos en la toalla húmeda, cuidando que las aletas estén plegadas en su cuerpo. Envolvemos el cuerpo para que no se seque, aunque ésto no es estrictamente necesario. Aprovechamos para analizar el pez, para ver si tiene alguna herida más que no hayamos visto. Observaremos la agallas, el interior de la boca, etc... Lo medimos también para llevar un registro de la evolución.

 

Observamos la herida y con la mano palpamos las escamas alrededor de la herida, por si hay que quitar alguna. Si la escama está áspera, es que ha perdido el recubrimiento de mucosa y está muerta. En caso de que detectemos alguna, con la pinza y con mucho cuidado se sujeta y se extrae tirando a favor de escama con decisión pero con cuidado de no romper o quitar la bolsa que la envuelve en su mitad trasera. Es en esa bolsa desde donde va a nacer la nueva escama.

 

 
   
 

Una vez que hemos quitado, si es que es necesario, las escamas muertas, mojamos un bastoncillo de algodón en agua sal y lo aplicamos en la herida varias veces, hasta que veamos que esté limpia. También se puede hacer aplicando el aguasal con un spray. Podemos dejarlo secar un minuto, o secarlo con un algodón, aunque es necesario que la sal haga su función.

 

Ahora es el momento de aplicar el Billion Pro en spray, hay que hacerlo a “toques”, en pequeñas aplicaciones sobre la herida, dejando que se seque un poco el producto entre ellas.

 

Una vez seco el Billion Pro, deberá quedar una película protectora sobre la herida que se disolverá después en el agua poco a poco. Es el momento del antibiótico.

 

Preparamos el antibiótico, sacando del envase la dósis que corresponde al tamaño del pez con la jeringuilla. No tiene que haber ninguna burbuja de aire en la jeringuilla, muy importante.

 

Debemos inyectar la dosis en el cuerpo del pez. Una zona muy fácil para aplicar la inyección es en la moya interior de las aletas. Se pincha con cuidado la mitad en cada aleta procurando no hacer hematomas.

 

Una vez que hemos terminado de inyectar el antibiótico, la cura ha concluido en cuanto a manipulación de la herida.

 

Ahora queda reanimarlo de la anestesia. Para ello con mucho cuidado se le lleva al estanque, de donde no nos habremos separado mucho y le introducimos en el agua, sujetándolo con una mano en el pedúnculo de la cola y la otra por debajo de la cabeza.

 

 Lo movemos suavemente adelante y atrás para que se oxigene de nuevo. Se puede meter un dedo en la boca y moverlo arriba y abajo incitando a que la abra y la cierre. También se le puede masajear la parte inferior de la cabeza, todo ello dirigido a que el pez empiece a respirar por sí mismo. Si es necesario se le aplica un masaje suave en la zona del corazón.

 

 Si todo es correcto, en dos o tres minutos, el koi empezará a moverse y a querer nadar, si lo vemos con suficiente fuerza, es el momento de soltarlo suavemente para que nade él sólo.

  

 Es muy conveniente observarlo durante un período de tiempo hasta que estemos seguros de su total recuperación en cuanto a la anestesia.

 

Si todo ha sido correcto y no ha surgido ninguna complicación, como por ejemplo, reacción al antibiótico, en poco tiempo veremos una mejora evidente de la herida, y en unas semanas el cierre definitivo.

 

En cuanto a nuevas inyecciones de antibiótico, en los casos que me ha tocado tratar, cuando es un golpe, no ha hecho falta repetirlo, aunque si es necesario, se debe hacer a los 5-7 días tras la cura.

 

Estado actual del koi (septiembre / 2006)

 

Como dije al principio, ésta es una explicación desde el punto de vista de un aficionado con pocos conocimientos veterinarios, más bien ninguno, pero que piensa que en cualquier momento nos puede hacer falta tratar a un koi por ésta u otras causas.

 


 Para profundizar el tema, te recomendamos participar de nuestro foro de discusión

 

ElEstanque © 2002 Pablo J. Saubot (pjs79ar) y Gaby Serrano (ranchu)       
Prohibida su reproducción parcial o completa sin autorización de los autores